Reflexiones del foro por una defensoría a la altura de nuestros Derechos

17 de Julio, 2017

Derechos humanos en Jalisco.

En México hay 33 entidades públicas de defensoría con un presupuesto de más de 200 millones de dólares , pero el 40% de las peticiones recibidas en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son de México (el otro 60% se lo reparten entre  34 países). Esto habla de que un aparato nacional que no está funcionando para las y los mexicanos, y que además resulta demasiado costoso, si lo comparamos con el presupuesto de la Comisión Interamericana, que es de apenas 15 millones de dólares.

En Jalisco de 137,000 quejas recibidas en los últimos 10 años, menos del 0.5% terminaron en recomendaciones. Jalisco requiere una Comisión Estatal que sea capaz de enfrentar una crisis que se refleja en situaciones como:

  • Somos el sexto lugar en feminicidios, en 2016 fueron asesinadas 132 mujeres, de estos casos sólo 48 fueron calificados como tal.
  • Tercer lugar en desapariciones forzadas: hasta el 30 de abril de este año, se contabilizaron 2,444 casos.
  • Quinto estado  con más homicidios por crímenes de odio por homofobia.
  • 2 mil 724 personas no identificadas incineradas de enero de 1997 a julio de 2015.
  • Desde 2007 sólo se han levantado 302 sanciones a funcionarios públicos, principalmente del sector salud y a maestro, desde amonestaciones hasta la separación de su cargo.

Una Comisión que no está del lado de las víctimas ha permitido que los Jaliscienses sufran de violaciones como:

  • Que en 2015 la incineración de víctimas no identificadas sin practicar el perfil genético y  la entrega de cenizas a las familias de personas reportadas como desaparecidas.
  • Una sola sentencia por tortura en Jalisco desde 1993, cuando se aprobó una legislación especial en la materia.
  • Incendios intencionales y constantes para destruir el Bosque del Nixticuil, los bosques de Juanacatlán  y el Bosque La Primavera, con autoridades municipales omisas y hasta cómplices.
  • El fallecimiento de 752 personas por la contaminación del río Santiago desde el 2008.
  • La decisión de inundar los pueblos de Temacapulín, Palmarejo y Acasico, al decidir construir la presa El Zapotillo a 105 metros de altura, justificando desde el capital, la superior rentabilidad de un proyecto que desaparecerá estos pueblos y su historia.

El voto de las y los diputados tiene que buscar a un titular que cambie el paradigma de la defensoría de los derechos humanos en Jalisco:

  • Cambiar de la emisión de recomendaciones, a la defensa, promoción, difusión y educación; De ver a las personas como víctimas y no como quejosos; de ser pro-activos en la defensa, en lugar de esperar a recibir quejas.
  • Una Comisión  que además de emitir recomendaciones, utilice instrumentos de protección que tiene a la mano, como medidas cautelares, orientación, investigación de la queja, conciliaciones, propuestas generales y reportes especiales.
  • Una Comisión transparente, con un sistema de desarrollo profesional y de formación de personal, basado en los principios de mérito e igualdad de oportunidades.
  • Una Comisión que sea apoyada y apropiada por la sociedad civil, cercana a la ciudadanía, que tenga como prioridad la defensa de la víctima y no a las instituciones.
  • Una Comisión propositiva que realice reportes, audiencias públicas, y pronunciamientos ante situaciones de violación inminentes.
  • Una Comisión que sirva como brazo derecho para la generación de políticas públicas y como consultora de iniciativas legales, para que respeten en todo momento derechos y la dignidad de las y los jaliscienses.