Agenda Tómala Agosto

Jueves 3 de Agosto 

Acto contra los feminicidios

20476547_1488496937856352_6459294612765712762_n

Lugar: Andador Escorza

Hora: 17:00hrs.

Evento: Contra Feminicidios

Jueves 3 de Agosto

Presentación del Informe «Desalojos y Desplazamientos Forzados del Proyecto

DGPEtaYU0AUDZbn

Lugar: Casa CEM

Hora: 12 PM

Sábado 5 de Agosto 

Reforestación en el Bosque Pedagógico del Agua

20155753_884734738344451_4292293964740573980_n

Lugar: Bosque Pedagógico del Agua

Hora: 9:00AM

Evento: Reforestación

Domingo 6 de Agosto

4ta. Reforestación en el Cerro de la Reina

20479622_653203728209189_5796643537467907487_n

Lugar:  En la entrada del parque ecológico.

Hora: 8:00AM

Evento: Reforestación 

Domingo 27 de Agosto 

Carrera de los Remedios en Temacapulín Jalisco. #TemacaNoEstáSolo

20294283_1503753156347754_3394520870106290064_n

Lugar: Temacapulín Jalisco 

Hora: 9:00AM

Evento: Carrera

#TemacaNoEstáSolo

¡UNIDOS VAYAMOS POR UNA GESTION INTEGRAL DEL AGUA!

Las siguientes palabras aquí escritas son el Pronunciamiento de las y los habitantes de Temacapulín.

Una de las necesidades más importantes a resolver en la vida social, política, ambiental, económica, jurídica y científica es el AGUA, el agua es fuente de vida y bienestar, es un bien común de la humanidad, es un derecho fundamental y para los pueblos es sagrada, pues de ella dependen nuestra comida, nuestra armonía, nuestra paz y desarrollo.

En las últimas décadas, los gobiernos federales, estatales y municipales no han atinado a una gestión integral. La prueba es que hay contaminación del agua de ríos y lagos, desperdicio de agua en las ciudades y en el campo, plantas tratadoras sin funcionar o funcionando mal, malos manejos de recursos públicos en el SIAPA, fugas, deudas de las grandes empresas y mucha contaminación.

Lo peor es que políticos y empresarios voraces han diseñado una ruta para privatizar el vital líquido y con diversos discursos han querido convencernos que la presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo León, en el río Verde es la mejor alternativa para distribuir el agua para León, Guanajuato, Los Altos de Jalisco y el Área Metropolitana de Guadalajara, basados en dos decretos presidenciales y en convenios manipulados de distribución sin tomar en cuenta los derechos de los pueblos, la participación de los ciudadanos, ni de muchos académicos competentes, imponiendo una obra social, técnica y ambientalmente inviable.

La presa El Zapotillo es una de las presas más plagada de ilegalidades e irregularidades, muestra de una política autoritaria y cerrada al diálogo. Sin embargo, Temacapulín, Acasico y Palmarejo, unidos a la región alteña, desde 2005, hemos denunciado esta amenaza para Jalisco, hemos sido nosotros, nuestras comunidades y pueblos, los que pusimos en el centro del debate estatal y nacional, las políticas de agua, la ilegalidad y la violación de derechos humanos.

No es que seamos egoístas o que nos opongamos al progreso y al desarrollo como falsamente se ha querido hacer creer a la ciudadanía, queremos y hemos trabajado para que el agua sea para todos y para siempre. Por eso, rechazamos determinantemente la construcción de la presa El Zapotillo y el acueducto a León, por implicar un modelo obsoleto de gestión integral del agua, donde el gobierno federal, en especial la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), los gobiernos de Jalisco y Guanajuato, siendo El Zapotillo un tinaco grandote que no resolverá el problema del agua dado el desperdicio y nulo tratamiento de ella tanto en el AMG y León, Guanajuato, prueba de ello es la grave contaminación del río Lerma que desemboca en el Lago de Chapala.

19814379_10209657687222042_1547870273_o

Con ayuda de académicos/as, investigadores/as e instituciones especializadas en temas de agua hemos propuesto alternativas en tiempo y forma, con respeto y seriedad. Pero no hemos sido escuchados, por el contrario, el gobierno y sus voces afines nos han dicho que por el beneficio de las mayorías nos debemos sacrificar como minorías, lo cual es contraria a la idea de democracia y de respeto a los derechos humanos en pleno siglo XXI.

Caminado en sentido opuesto, se ha despilfarrado dinero público a diestra y siniestra durante décadas. Y para colmo, en el último año y medio, se ha pagado a la UNOPS, más de 90 millones de pesos por un estudio que aparte de no ser vinculante, no ha aportado verdaderas directrices para lograr soluciones sustentables. Y para colmo los principales responsables del proyecto la CONAGUA y la Comisión Estatal del Agua de Jalisco (CEA), navegan en el silencio, igual que Abengoa, la empresa española en quiebra en busca de ser rescatada por el compasivo gobierno mexicano.

En este contexto, levantamos la voz unidos a los jaliscienses que contradecimos los argumentos del gobierno de Jalisco y esperamos que el pueblo del mismo estado, los diputados federales y estatales y diversos actores políticos y académicos como la Universidad de Guadalajara exijan el respeto a los derechos humanos de los pueblos y el cumplimiento cabal del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de los jueces federales, no se autoricen los presupuestos para la ilegal presa El Zapotillo y por el contrario inicien políticas públicas, programas y proyecto para la gestión integral del agua y que ésta no sea solo una moda discursiva vacía de contenido.

19814234_10209657687102039_1385100817_o

También exhortamos a los Presidentes Municipales busquen soluciones sustentables para sus ayuntamientos y el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz no se deje manipular por los conocidos dinosaurios del agua en Jalisco.

La UNOPS como lo ha declarado Carlos Angelaccio, presentó una opinión deficiente y a modo, -pues el que paga manda-, contrario al respeto de los derechos humanos de todos, que es el verdadero espíritu de las Naciones Unidas. Por eso y más no aceptamos el dictamen de la UNOPS, porque ya estaba tomada la decisión de antemano, tal como lo venimos denunciando desde el momento en que se le contrató a dicha agencia.

El estudio criminaliza a nuestro asesores y a nuestra lucha, tiene deficiencias técnicas importantes, pues el modelo se basa en variables de presa, sin tomar en cuenta la viabilidad de la misma, es incompleto, porque no aporta elementos para la gobernanza, ni ayuda a la resolución del conflicto presente en el río Verde, es costoso, pues no aporta mayores datos, es decir, 2 años después viene a decir, lo que ya sabíamos, con otras palabras. No se han buscado alternativas, todas las variables se refieren a la Presa y no a lo que necesita el río Verde libre.

La opinión de la UNOPS, se ha interpretado como un aval de la ONU, -y así ha querido usarlo el Gobernador de Jalisco para traicionar su palabra- a la obra y esto no es así, hay otros informes y recomendaciones como las emitidas por el Relator de Alimentación, la Relatora de Vivienda, el Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos y recientemente del Relator del Derecho al Agua y al Saneamiento de la ONU, así como la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, todos han pedido a las autoridades mexicanas, no imponer el proyecto y tomar en cuenta los derechos humanos de las comunidades afectadas.

Es inaceptable que el estudio UNOPS y la decisión del gobernador, se presenten nuevamente como una decisión final, resolutiva, definitiva -esto ya lo hemos vivido en otros momentos del conflicto-, lo que sorprende es que usen a organismos de Naciones Unidas, para imponer un proyecto que no tiene la legitimidad social y ha sido bloqueado y suspendido por infinidad de irregularidades legales.

Es por ello que no aceptamos tampoco la intervención del “comando especial” que dice que va a enviar el Gobernador de Jalisco a Temacapulín, ni de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) porque su actuar ha dejado mucho que desear, estando a estas alturas al servicio del gobierno en turno, con un grave descrédito ante la opinión pública.

19820991_10209657688302069_1233261803_o

Basta de soluciones mediocres y llenas de corrupción. No se trata de que unos pierdan y otros ganen. Ha llegado la hora de que todos ganemos. Temaca, Acasico y Palmarejo no hemos perdido y ni no nos vamos a salir, vamos a dar la pelea hasta el fin, por nuestros pueblos, por Jalisco y por la soberanía de nuestro estado y tengan la seguridad de que vamos a GANAR. La soberanía reside en su gente y no en los intereses privados que se han apoderado del Estado, haciendo con ello un desvío de poder en perjuicio de las verdaderas mayorías que somos todos los jaliscienses.

Que el gobierno de Jalisco, Guanajuato y la federación no engañen más a la sociedad. El agua es para las empresas, para los desarrollos industriales del bajío en Guanajuato y para el desarrollo desenfrenado del Área Metropolitana de Guadalajara. El beneficio es para las minorías, es decir los ricos, los políticos, los empresarios, no para las mayorías que como nosotros trabajos todos los días por el cuidado y el control social del agua.

Como Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo agradecemos todas las muestras de solidaridad y apoyo expresadas a nuestra causa por organizaciones, colectivos, pueblos, comunidades, ya sea en lo individual o como grupo, nuestra lucha también es de Ustedes. Muchas gracias. Hoy más que nunca sabemos que no luchamos sólo por Temaca, somos todo México y Temaca no está sola.

Aristóteles Sandoval Díaz, ¡Usted se va en un año, y nosotros nos quedaremos en nuestros pueblos para siempre!

COMITÉ SALVEMOS TEMACAPULÍN, ACASICO Y PALMAREJO

¡RÍOS PARA LA VIDA, NO PARA LA MUERTE!

¡TEMACA VIVIRÁ POR SIEMPRE!

NO A LA PRESA EL ZAPOTILLO- ACUEDUCTO ZAPOTILLO LEÓN

¡HASTA LA VICTORIA!

Fotografías por: Michelle Vázquez

Nuestro reflejo en el agua

Por Héctor Castañón.

Si suponemos por un momento, como proponía Tales de Mileto, que el agua representa el orden de todas las cosas, al situar nuestra mirada en el agua podríamos obtener un reflejo de nuestra realidad entera. Aunque hoy sabemos que las leyes de la física responden a otros principios, bien vale la pena hacer el ejercicio de mirarnos en el espejo del agua para ver lo que hoy somos como sociedad. Tres acontecimientos en la semana que acaba de terminar nos aportan elementos para ello.

El primero fue la realización en Guadalajara de la VII reunión anual de la Red Waterlat-Gobacit, que nos regaló la gran oportunidad de observar la realidad latinoamericana a través de los conflictos por el agua. Las experiencias compartidas por visitantes de Colombia, Brasil, Argentina, Guatemala y Ecuador, entre otros, nos recuerdan que el modelo de explotación y violencia contra la tierra y sus pueblos es de escala planetaria, como lo señalara en el encuentro María González directora del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario – IMDEC.

La presentaciones realizadas durante el foro que se centraban en el caso de México, evidenciaron que en la gran diversidad territorial y cultural que hay en nuestro país, se presentan patrones comunes de explotación y violación de derechos a través de la gestión del agua. Un integrante de la resistencia a la privatización del agua en Saltillo, lo señala de esta manera: “son tan parecidos los problemas que tenemos con el agua en Sonora, Jalisco, Veracruz, Colima, Nayarit y el Estado de México, que parece que tenemos el mismo gobierno”. Desde las comunidades afectadas se entiende que el gobierno, con sus nuevas leyes, quiere quitarles lo que ha sido de sus pueblos toda la vida, como lo denunciaron integrantes del Consejo Indígena de Zacualpan en Colima.

Estas formas de exclusión no ocurren sólo en las remotas áreas rurales de nuestro país. De acuerdo con estudios realizados por la Coalición Internacional para el Hábitat, son los pobres en las ciudades quienes ven más vulnerado su derecho al agua y el saneamiento. Las evidencias muestran que esto no es una cuestión circunstancial, sino una forma de violencia sistemática, ya que según análisis históricos desarrollados por Francisco Peña del Colegio de San Luis, la inmensa mayoría de quienes hoy no tienen agua, es porque fueron desplazados del lugar donde tenían acceso.

El derecho al agua es uno de los Derechos Económicos y Sociales sobre los que México no ha rendido cuentas desde 2006, a pesar de haber suscrito compromisos internacionales con las Naciones Unidas. Y así, como lo reportó Areli Sandoval de Equipo Pueblo, la Ley de Aguas Nacionales de México no es un instrumento que garantiza el derecho humano al agua, porque el vital líquido en este país es destinado, cada vez más, a quien puede pagarlo: primero los negocios globales, luego las élites urbanas, y al final los pobres de la ciudad y los pequeños productores agropecuarios.

fracking

Como ejemplo de ello, Raúl Rubio, del movimiento de resistencia contra el acueducto Monterey 6, asegura que esta obra hidráulica no es para la gente, sino para el fracking, destacando el cada vez más fuerte vínculo entre el consumo del agua y los procesos privatizados para el aprovechamiento de los recursos energéticos. Claudia Campero de No Fracking Mexico reveló que 29 millones de litros de agua se consumen en cada perforación por fracking.

Por su parte, la Dra. Beatriz Torres de la organización La Vida, informó que en Veracruz, existen 146 presas en proyecto, la mayoría bajo el modelo de privatización de recursos y 340 pozos destinados al fracking. Estos desarrollos se han acompañado del uso de la fuerza pública frente a movimientos de resistencia, que han causado más de 960 muertes.

El antropólogo Angel Palerm había ya advertido que con el agua siempre fluye el poder. Y es el poder del mercado el que configura cada vez en mayor medida los modelos de gestión del agua en todo el mundo, aún por encima de los máximos tribunales de justicia, como lo demuestra en nuestro país el caso expuesto por Tomás Rojo de la Tribu Yaqui, sobre el Acueducto Independencia en Sonora, el cual a pesar de tener orden judicial para ser suspendido, continúa su construcción.

Los grandes proyectos hidráulicos en todo el planeta, son impulsados desde la perspectiva de mercado y no desde la perspectiva de una gestión sostenible de cuencas, en donde se privilegian los sistemas de pequeña escala y organización comunitaria. Por eso, el Padre Gabriel Espinoza, de la comunidad de Temacapulín explica la postura de su pueblo frente a la presa de El Zapotillo, diciendo que lo que quieren no es detener las cosas, sino cambiar la forma en que se gestiona el agua en México.

Es así que en la Red Waterlat se habla de la necesidad de una Revolución del Agua; de una política de gestión que garantice para ésta y las futuras generaciones el derecho al agua; a la vida. En la tradición indígena de la región Totonacapan en Puebla, como lo explicó Miguel Sánchez en su exposición, el agua es la vida; “Y no nos van a quitar la vida” sentenció.

El segundo acontecimiento que merece ser observado en relación al agua, es a la aprehensión de César Coll Carabias, ex titular de la Comisión Estatal del Agua de Jalisco, por la supuesta asignación indebida de recursos en dos distintos proyectos hidráulicos. Independientemente de la sentencia que se dicte, el caso nos habla de la forma en que la corrupción y los intereses políticos, condicionan las obras de infraestructura y la gestión del agua en México.

El tercer acontecimiento fue la irrupción del Huracán Patricia en el escenario nacional, que, si bien no resultó ser huracán devastador que se temía, reveló la enorme preocupación que este tipo de fenómenos despierta entre las y los mexicanos que, como lo señala el periodista Agustín del Castillo, sabemos de nuestra caótica forma de ocupar el territorio bajo un modelo que destruye bosques y altera ríos, ignorando las medidas de prevención que impone un escenario de cambio climático.

De haber visto nuestro reflejo en el agua embotellada de los supermercados abarrotados por las compras de pánico, habríamos visto un rostro de angustia, provocado por la vulnerabilidad que sentimos ante la forma de manejar el agua y los sistemas naturales en este país.

Agustín Yáñez en su novela «Ojerosa y pintada» cuenta de un filósofo que se dirigía con frecuencia a la orilla del río de aguas negras de la ciudad de México para reflexionar. Y decía: “Contemplar las aguas negras es como leer apasionadamente las páginas del Apocalipsis, como descifrar cada uno de sus símbolos para leer el pasado, el presente y el futuro de la humanidad […] si todos vinieran de cuando en cuando a verse retratados, a contemplar sus vidas en las aguas negras, y se pusieran a reflexionar, otra sería la historia de la ciudad”.

Si hoy vemos nuestro reflejo en el agua, veremos deterioro, corrupción, negación, exclusión y explotación, como lo afirmaron los integrantes del Colectivo Agua y Ciudad en su presentación durante el foro. Pero si sabemos que todo cambia permanentemente en el río y en el que lo observa – como sugería Heráclito de Efeso – existe la posibilidad de transformarnos y con ello transformar el efecto de lo que somos y hacemos en el agua. Para ello es necesario observarnos en ella, y ser conscientes de lo que somos, como lo hizo una vez aquel personaje del cuento de Hans Christian Andersen, quien hasta que se vio reflejado en el agua como un cisne, dejó de comportarse como un pato.

Foto: Archivo EFE.

La movilización en Jalisco: otras miradas, otras posibilidades

Frente a las nuevas configuraciones construidas desde la sociedad civil organizada en Jalisco, nos preguntamos: ¿cuáles serán los retos hacia movilizaciones posibles?

Este es el resumen de lo que vivimos en el Informe desde la Sociedad Civil #NuestrasMiradas 2015 en el que 13 colectivos, organizaciones y observatorios dialogaron en un encuentro abierto sobre lo que pasa en el estado y los retos a los que nos enfrentamos en materia de agua, equidad, ciudad, medio ambiente, transparencia, movilidades, derechos humanos, laborales y de la infancia, calidad de vida, seguridad, desarrollo urbano y libertad de expresión y medios.

Lo que toca para Jalisco: seguir ampliando las miradas que construyen nuestra ciudad.

#NuestrasMiradas

#JaliscoSeSeca

 

El día de ayer se llevó a cabo la presentación de la campaña social: «#JaliscoSeSeca» a través de la cual diversas redes de colectivos y organizaciones de la sociedad civil de Jalisco denuncian los riesgos del trasvase de agua de Los Altos a León, mismo que requiere la construcción de la Presa El Zapotillo. Se trata de un proyecto de privatización para la industria y no de redistribución para uso urbano: el agua se busca gestionar a la manera de las industrias extractivas, como concesiones de explotación y no como un derecho a la vida.

 

 

El proyecto de mercantilización del agua concede poder a las empresas para que tomen las decisiones sobre el líquido vital, anulando así la voz de comunidades, pueblos y ciudad. Guadalupe Espinoza, abogado de Salvemos Temaca, asegura que «con CONAGUA nunca han habido diálogos, sino ‘supuestos’ diálogos». El padre Gabriel, activista de la lucha de Temacapulín contra la Presa El Zapotillo, afirma: «La revolución del agua tiene que buscar soluciones concretas entre ciudadanía y gobierno».

 

 

 

El Río Verde es una reserva limitada para Jalisco, y en este proyecto se habla de que en su cuenca sobra el agua, mientras todos sus acuíferos se declaran sobreexplotados.

 

 

Guillermo Márquez, director de CONREDES, subraya que el trasvase afectaría a pequeños y medianos productores, incrementando así la migración del campo a la ciudad.

 

En el marco de la amenaza latente de la Ley General de Aguas, ¿para qué y para quién defender el agua en Jalisco?

 

El objetivo principal de la campaña #JaliscoSeSeca es incentivar la toma de consciencia de las y los jaliscienses y su participación en la política de la gestión del agua, así como dar un rostro a las personas y a la región afectada directamente por proyectos como éste. Es urgente la implementación de un modelo que conduzca a una gestión integral del agua que garantice el equilibrio ecológico, el respecto a los derechos humanos y a la autodeterminación de los pueblos y ciudades, para abonar a la construcción de la ciudad equitativa y justa que queremos.

 

Mary Chuy, defensora de derechos humanos de la lucha de Temacapulín, concluyó diciendo: «Una lucha se pierde cuando se deja. No nos saldremos de Temaca.»

 

Sigue el día a día de la campaña en:

 

Página: Jalisco Se Seca

 

Twitter: @JaliscoSeSeca

 

Facebook: Jaliscoseseca

 

Descarga el boletín de prensa de la campaña: #JaliscoSeSeca

Caravana Nacional por el Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida

 

Frente al despojo que pone en riesgo al país y a la vida misma, la Tribu Yaqui convoca a un proceso a corto, mediano y largo plazo para visibilizar, articular, defender, proponer y construir. Se trata de la Caravana Nacional por el Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida,  la cual arrancó ayer y llegará a Guadalajara el próximo 15 de mayo a la Plaza de la Liberación, entablando un diálogo abierto con la población asistente.

 

Cartel-1

Del 11 al 22 de mayo de 2015, las Rutas Norponiente, Nororiente y Sur pasarán por 27 estados de la República Mexicana y 73 poblaciones de nuestro país.

 

En su Ruta Norponiente pasará por el estado de Jalisco con la siguiente agenda:

 

Jueves 14 de mayo

Llegada de la Caravana a la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

 

Viernes 15 de mayo

9AM: Rueda de prensa en Plaza Liberación, en el Centro Histórico de Guadalajara.

10AM-12PM: Encuentro e Intercambio de Experiencias en Plaza Liberación.

12:30PM: Salida a la comunidad de Temacapulín, Jalisco.

3PM: Llegada y bienvenida a la Caravana en Temacapulín.

5-8PM: Encuentro e Intercambio de Experiencias en Temaca.

 

Sábado 16 de mayo

Salida de Temaca de la Caravana hacia la ciudad de Colima.

 

Les compartimos los acuerdos de convivencia de la Caravana:

-No alcohol.

-No armas.

-No drogas.

-No proselitismo partidista de ningún tipo.

 

¡Agua y Energía no son mercancía!
¡No al despojo del territorio!

¡Qué vivan las luchas y resistencias de todo México!

 

CaravanaYaqui-IMDEC

 

Acompaña a la Caravana en tiempo real:

 

Facebook:

Caravana Nacional por el Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida

Conagua negocia con el agua

IMDEC

Twitter:

VivaTemaca

vsCONAGUA

ImdecAC

CaravanaVidaMX

Páginas:

www.imdec.net

www.temacapulinjalisco.com

www.caravanaporlavidamx.blogspot.mx